Español

Cambios En Mi Ejercicio, Cambios En Mi Comida

En #MOVeat queremos que te den ganas de moverte más y comer bien para que podas mejorar tu salud, al convertirte como lector en parte de este proyecto que es pensado para vos.

La actividad física diaria, practicar ejercicio entre semana, o algún deporte ya sea por diversión o como una disciplina, definitivamente va a hacer una diferencia en tu salud física, mental y hasta emocional, y como hemos compartido a lo largo de estas semanas con ustedes: la alimentación juega un papel súper importante para poder alcanzar tus metas.

¿Qué debe suceder con nuestra alimentación si por cualquier razón cambiamos nuestra rutina de ejercicios? La respuesta es más sencilla de lo que te imaginás. Nuestra actividad física se puede ver modificada ya sea al aumentar fuerza, tiempo, resistencia o velocidad, o si por el lado contrario disminuye si nos enfermamos, dejamos de asistir al lugar donde entrenamos, si viajamos o tenemos vacaciones, o si simplemente tenemos muchas cosas que hacer o nos invade la pereza. Para ambos casos (aumento o disminución del ejercicio) nuestra alimentación debe modificarse de acuerdo a nuestras metas.

Lo ideal es que lo que consumás de energía a través de la comida sea justo lo que necesitas para gastar en las diferentes actividades que vayas a hacer, y de acuerdo a tus objetivos.

  • Si tu objetivo es bajar la grasa corporal o bajar de peso debes consumir lo suficiente para que tu cuerpo pueda tener energía suficiente y quemar grasa al momento de hacer ejercicio. Muchas personas dejan de comer, o eliminan las harinas de su dieta por ejemplo, y hacen mucho ejercicio para “bajar más rápido” y termina sucediendo lo contrario sobre todo al tratarse de bajar la grasa, porque el organismo necesita de energía suficiente para acelerar el metabolismo, si gastás mucha energía haciendo ejercicio y no consumís una cantidad adecuada tu organismo va a almacenar la poca energía que consumes en forma de grasa porque este es energía a largo plazo.
  • Si por otro lado tu objetivo es aumentar el peso sobre todo en masa muscular, debes tener un consumo adecuado de energía y proteína que te ayude a sacar el mejor provecho de los entrenamientos que estás haciendo. Primero en alimentos, y si ya fuera necesario, consumir algún batido de proteína, siempre y cuando esté recomendado por un profesional en nutrición luego de haberte hecho una valoración nutricional completa. No todas las personas pueden tomar cualquier batido y no todos los batidos van a ser la mejor opción. Lo ideal es que busques ayuda profesional para poder determinar cuánta comida es recomendable que consumas de acuerdo al ejercicio que estas realizando y de acuerdo a tus metas nutricionales. Y recordar que en el momento en el que algo cambie en tu rutina de actividad física debes de consultar como modificar tu alimentación.

Ahora es el turno de Naty de contarnos su parte de la historia:

Algo que yo antes no entendía mucho y era la razón por la cuál sentía que no podía lograr suficiente a la hora de hacer ejercicios, era que estaba completamente ligado a la forma en la que me alimentaba, pues claro yo estaba esperando poder hacer una rutina de ejercicios fuerte con la mitad de la gasolina que iba a necesitar. Obviamente nunca en la vida lo iba a lograr si seguía haciendo eso. Yo pensaba que con comerme una porción de fruta antes de ir al gimnasio, iba a ser suficiente para tener un buen rendimiento y me equivocaba.

Pues resulta que hace muchas semanas, cuando mi rutina cambió por una más fuerte, yo salí de mi casa habíendome comido la mitad de un banano que es una porción de fruta, y pensé que todo iba a salir bien, pues no, no salió bien. A los minutos de haber iniciado la nueva rutina me empecé a sentir mareada, pero seguí, me dije a mi misma que no pasaba nada, hasta que no pude más. La historia terminó resumida en alguien yendo a traerme un confite y mi esposo yendo a recogerme al gimnasio por si me desmayaba, aparte de ese episodio trágico mi energía durante el día estaba por los suelos, yo no entendía porque si estaba yendo al gimnasio casi diariamente, en lugar de darme energía que es lo que yo esperaría, me la estaba quitando, mi cara pasaba desfigurada del sueño y la baja energía.

Algo andaba mal, así que acudí a Sofy como de costumbre hago cuando tengo dudas sobre estas cosas.

Lo que nunca pensé fue que tuve que haberle informado a Sofy sobre mi cambio de ejercicios para que ella adaptara mi alimentación a la cantidad de energía que yo estaba gastando con mi rutina, y eso es lo que ahora entiendo y todos debemos entender: No podemos pretender que nuestro cuerpo se esfuerce a un nivel alto y no darle el combustible para poder recuperarse y continuar. Es como cuando alguien se pone a hacer una “dieta loca” y duplica sus ejercicios esperando que las cosas funcionen, así no funcionan las cosas, hay que darle al cuerpo lo que necesita para poder gastar lo que queremos gastar.

Como nos explica Sofy, nosotros tenemos que tener claro que la alimentación de cada día tiene que ver con nuestras actividades. Lo que significa que un día que yo haga 2 horas de ejercicio no va a ser igual a un día que yo no pueda hacer ejercicios, así, se tienen que adaptar las cantidades de comida que voy a consumir. Pero eso lo define tu nutricionista para decirte cuanto vos podés comer en un día inactivo y cuanto podés comer en un día con mucha actividad, he ahí las ventajas de ejercitarte y como lo hemos dicho en otras ocasiones, el que se ejercita, puede comer más y sale ganando por todo lado.

Así que vos lo decidís, si no te movés no le estás ayudando a tu cuerpo a estar mejor, no le estás ayudando a tus ánimos a estar bien y para mantenerte, no podés comer bastante, a diferencia de que si te ejercitás, ayudás a tu cuerpo, vas a tener el mejor humor de la vida y podés comer más. ¿Qué vas a elegir? ¡Yo elijo moverme!

Profile picture

Sofía Ochoa Ávila Dra. Sofía Ochoa, Nutricionista

Sofy es licenciada en Nutrición, graduada desde el año 2010, debidamente inscrita en el Colegio de Profesionales en Nutrición con el código 658-10 y propietaria de AyE Nutrición, Asesoría y Educación Nutricional. Ella brinda atención nutricional privada y asesorías en diversos temas de nutrición y maneja el lenguaje de Señas de Costarricenses (LESCO).

Profile picture

Natalia Salazar Diseñadora gráfica, directora de arte y profesora.

Naty es una diseñadora que de repente en un punto de la vida, en medio de planes de boda decidió vivir una vida más saludable y lo que menos esperaba era enamorarse de todo eso. Ahora cuenta todas sus experiencias en su blog y redes sociales para poder motivar a otras personas a hacer lo mismo y continuar juntos por este camino.

Comentarios