Español

Nada grave con Tarik Soto

Cuando el gimnasta costarricense Tarik Soto cayó al piso luego de salir impulsado del “Salto de Caballo” su rostro se desfiguró al sentir un fuerte dolor en su rodilla izquierda.

En ese momento las luces de emergencias se activaron pues su entrenador Carlos Carbonell sabía que su muchacho sufría. Sin poder dar un paso, fue llevado al área de emergencias donde el médico Yanis Amador, uno de los doctores de la delegación  le hizo de inmediato un vendaje con hielo y luego sin mucha demora una ambulancia los llevó a efectuar una resonancia donde dichosamente no hay lesión.

“Cuando caí escuche que algo traqueo y me quede quieto, le dije a mi entrenador que me estaba doliendo que sentí como un pellizco sobre el costado externo de la rodilla. Gracias a Dios no hay daños por lo que mañana (jueves) estaré en pie para la final de piso y sé que igual en la final de viernes en Salto de Caballo” dijo Soto con un semblante positivo.

Como parte del protocolo de emergencias Tarik fue llevado a una Clínica y luego a recibir terapia por parte de los fisioterapeutas del Comité Olímpico Nacional, estará listo para competir por una medalla.

Comentarios