Español

Todos tenemos 2 vidas... la segunda empieza cuando nos damos cuenta que solo tenemos UNA

1994...8vo año del cole...Estaba en el laboratorio de biología, se me acerca Sharon, una de las más bonitas de la clase: "¡hey usted! el nuevo, venga vea...¿ve eso?" Señalando unos fetos de ratón en un frasco con formalina: "ellos son más lindos que usted". Mientras atrás sus amigas se reían como escondidas.

Un día en la clase de natación una chavala, Jennifer, me dice: "pero usted sabe que este es un colegio para gente normal, no para mongolitos", mientras señalaba la forma tan ridícula que lucía yo, aquel palillo de dientes con una panta amarilla XL puesta arriba del ombligo.

Otro día estaba dibujando cuando se me acerca Esteban y con toda la clase poniendo atención, me dice que le dé el cuaderno para ver qué estoy haciendo... como sabía que iba a ser alguna burla me negué a hacerlo así que agarró mi cuaderno a la fuerza logrando así romper lo que estaba haciendo... fue entonces cuando dije YA NO MÁS.

No más burlas por ser un alfeñique, no más baja autoestima cuando me decían: “flaco”. Porque todavía decir "gordo" es mal visto, pero "flaco" no. “¿Qué le doy flaco?” “¡Flaco venga acá!” “Pase por aquí flaco, tenemos tenis en descuento”. Pero realmente la gente no tenía la culpa, estaban llamando a alguien por lo que era: FLACO. ¿Me molestaba? ¿Me ofendía? ¿Me bajaba la autoestima? Había que hacer algo al respecto y lo hice.

No tenía dinero para pagar un gimnasio así que le metía los libros más pesados al bulto y me ponía a hacer lagartijas hasta que ya no me pudiera levantar más del suelo. Todas las noches esperaba a mi tío Juan que vivió un tiempo en mi casa para poder hacer press de pierna con el peso de él. Él ponía su espalda sobre mis pies y yo acostado en el piso lo levantaba una y otra vez hasta que ya no aguantara más.
Los años pasaron entre meses que podía pagar el gym y meses en los que no.

Fue entonces en el año 2000 que conseguí mi primer trabajo y desde entonces y sin falta he pagado el gym ya por 15 años y contando. No fue sino hasta los 7 años de entrenamiento que la gente me veía y me decía: “ah, ¿vos haces algún tipo de deporte verdad?"

Ahora veo con algunos post gente que dice: “ah es que es genética”, “es una enfermedad”, “yo no puedo”, “así nací”, “lo he intentado todo”. Veo posts y hasta campañas de: “así debo aceptarme”, “así estoy bien”, “el que me quiera que me quiera así”. Personas que dicen: “yo estoy obesa y no tengo problemas de salud”. Como quien diría: “yo fumo todos los días y hasta ahorita estoy bien”.

Ante todo esto, me pregunto: “¡¿Es en serio?!” A mi mamá la llaman y le dicen: “mira se murió fulano, se murió sutano, se murió mengano.” ¿Causas? Ataque al corazón o males relacionados con una pésima dieta y falta de ejercicio.

Siempre recibo mensajes de gente con problemas de tiroides, resistencia a la insulina, depresiones y demás problemas que los han vuelto obesos mórbidos y aun así hoy cuentan su historia de cómo lograron ser delgados y con buena salud. Por otro lado, también recibo mensajes de gente que dice: “yo no tengo voluntad para hacer ejercicio y comer bien, ¿qué hago?” o “yo no puedo dejar de comprar "cochinadas" cuando hago las compras”. Siempre voy a tener un problema con este tipo de frases y demás actitudes que excusen un comportamiento irreverente con el ejercicio y una buena dieta.

No vaya a creer que, por llamarme estúpido, superficial, lleno de esteroides o demás insultos yo voy a dejar de hacer artículos como este. No ha sido el primero ni será el último. Ahorita ninguna revista, ninguna publicación, programa o página se atrevería a dejar de usar el eufemismo y hablar las cosas como son......como siempre las he hablado y seguiré hablando...como creo que es justo y necesario.

Adiós a la cultura del "pobrecito", en especial a un tema que afecta a más de la mitad de la población del país y del mundo.

Profile picture

Esteban Richmond Fitness Blogger / Diseñador Publicitario y de Mercado

Una persona sencilla y objetiva que no teme a hablar las cosas como son aún si eso significa no ser politícamente correcto.

Comentarios